Páginas vistas en total

sábado, 7 de julio de 2012

1.- La TDT, el LTE, el dividendo, los usuarios y los predicadores (Dividendo Digital Capitulo I)

El predicador

Lo de SES a Astra, le debe venir de sesgado. Lleva ya bastante tiempo dando la vara con la misma letanía. Es evidente que todo es mejorable. No hace falta que nos lo recuerde el gurú de turno. Cuando se critica una situación, y se propone otra, hay que analizar adecuadamente las dos alternativas. Astra, de forma reiterada e interesada, critica el actual sistema de distribución de señal en este país, y juega a intentar hacer creer que todas las desventajas para los usuarios y gastos incurridos, no serían los mismos en una solución satelital. Y en eso estoy totalmente de acuerdo, no serían los mismos. Pero Astra no desmenuza de la misma forma, los inconvenientes y gastos de su milagrosa solución. Astra se atreve a proponer, en Enero del 2011 (ya que es verdad que lleva dando la vara dese el 2008), que deberíamos contemplar la planificación adecuadamente para tener estabilidad de TDT hasta el 2020. Maravilloso. Yo, ya puestos, creo que es mejor planificar para dentro de 50 años. Es lógico que a mucha gente, inmersa en el cambio de TDT le parezca normal lo que sugiere Astra, y más si a este cambio se le acompaña con el desastre de coordinación, información y contaminación que todos los agentes, interesados, y desinformados, aprovechan para sacar tajada de la confusión. ¡Menos mal que hay uno que habla bien!, deberíamos decir los afectados tras la predicación de SES.
Pero es que Astra exige a los demás, lo que dudo que puedan hacer ellos, y apostaría a que no conoce su propia planificación de frecuencias para el año que viene. Más aun, no sabe ni las del próximo mes, y si las sabe, evidentemente omite comentarlas.

Astra, según SES, lleva en España desde 1993. Desde entonces Astra cambió de transmisiones analógicas (FM) a transmisiones digitales (DVB-S) y de DVB-S a DVB-S2. En ese corto periodo de vida, el porcentaje de receptores obsoletos de los usuarios, que tanto le preocupan a SES, es exageradamente mayor que el propio número de usuarios. ¿Que usuario habitual de satélite no cambio sus equipos más de siete veces? ¿Qué usuario habitual de satélite no tuvo que resintonizar, más de una vez toditos los años?¿Qué usuario, si aguanto varios años, no resintonizó decenas de veces su familia de receptores? ¿Cuántas veces resintonizó este año 2012? Y no voy a ser yo (mikel), el que le califique este proceso de poco acertado y critique este proceder. No lo hago por que no sería ni justo ni razonable.

¿Comparado con qué?
Es verdad que un cambio de frecuencias en la TDT va originar trastornos a los usuarios. En eso tiene razón Astra SES. Los usuarios que sean afortunados y tengan una instalación de TDT individual, en el cambio de frecuencias  de TDT (intencionadamente mal llamado “nuevo apagón”) se limitarán a resintonizar sus receptores, de forma similar a lo que harían si tuvieran una recepción por satélite, con la diferencia de que hay muchos menos cambios que en satélite y por lo tanto lo va hacer menos veces (dos hasta el 2020, según Astra, mencionado en alguna de sus múltiples predicaciones), y con muchísima menos dificultad, aunque Astra SES no dice nada.
Pero es que la mayoría de ciudadanos de este país, además de no ser tan expertos y avanzados como el Sr. Sahún, posiblemente tampoco sean tan afortunados, y su humilde hogar no es una vivienda unifamiliar, ni está tan conectado como podríamos pensar los que lo estamos, y esto también parece que se le olvida a SES. ¡Y menos mal que tenemos TDT! Por que a SES, tan brillante en unos recuerdos y con grandes lagunas en otros, otra vez más se le olvida evaluar e informar a todos los usuarios (que son su única preocupación, y con el toque “SES” parece  una ONG) de los costes que tendría una distribución de señales de satélite a decenas de usuarios y estancias de cada edificio, ni la complejidad y alto coste de mantenimiento, ni lo que supondría si quisiéramos añadir un punto de acceso más, ni menciona cuantos cambios de frecuencia van a llevar a cabo hasta el 2020 (más de dos, seguro), ni cuanto costaría cada reubicación de frecuencia (y sus grandísimos trastornos asociados),  dependiendo del tipo de instalación, pues por que, por ejemplo el paquete alemán, que ya se sabe que cuentan más que nosotros (esto lo entenderá SES), quiere introducir dos frecuencias más, y hay que mover las nuestras.  Astra tampoco menciona como atiende al que se le ocurrió poner esta tarde su TV en la terraza, ya que hace una tarde realmente esplendida y juegan unos tal Ikers y compañía.

¿Y por qué hay que hacer un cambio de frecuencias?, pues para destinar espacio que era de uso exclusivo de señales de televisión, a uso de móviles, y no cerciorar su futuro (dicen). Y posiblemente sea razonable. Y, si se explicara adecuadamente, la gente lo entendería,  pero SES, haciendo buen uso de su sesgo, intenta ridiculizar nuestra industria en TDT, supongo que a favor de la potencialidad  de la que el representa.

TDT y móviles son dos servicios diferentes que interesan a la sociedad. Y, como buenos hermanos, se deben entender. Opiniones interesadas (particularmente no me creo que el objetivo de SES sea el bien de la sociedad) pretenden criminalizar a la TDT como culpable de una guerra imaginaria. La TDT y los servicios móviles no tienen por que pelearse. Conflictos, como en todas las herencias y donaciones, van a existir seguro. En zonas próximas a la torre LTE, evidentes, ya que este nuevo hermano será chillón y próximo, irritando los finos oídos de las instalaciones TDTs acostumbrados a que le susurren, y desde más lejos. Por eso hay que dejar muy claro que el intruso, de haber uno, es este nuevo chillón, en la banda de la televisión. Es un pequeño matiz al que, intencionadamente, se le ha dado la vuelta, y no quiero desaprovechar la oportunidad que me brinda el Sr. Sahún con sus historias, para aclarar a que hermano se  deben dirigir las iras de los posibles perjudicados cuando se encienda la torre LTE. Para seguir la técnica de nuestro querido Presidente, con su inmaculada claridad, recordar, son dos hermanos,  TDT y LTE. Y la TDT no es.
 Para arreglar los problemas de herencias y donaciones, por favor, que se arreglen los hermanos. Los cuñados, para que la familia no acabe como “el Rosario de la Aurora”, que se mantengan al margen.  La familia, se lo agradecerá.

Resulta paradójico reclamar tanta neutralidad, y ser tan sesgados.
Por eso lo mínimo que le podemos decir es:








Y para los usuarios, únicamente recordar (olvidándome un poco de la sensatez), que la primera y más inmediata consecuencia de la nueva banda LTE, y peaje para viajar al futuro próximo (el lejano vendrá mas tarde, a no ser que lo prevea SES) es irse concienciando de que tienes que renovar el móvil, y demás artilugios planos, para poder aprovechar estos nuevos misterios de las ondas. Si, nuevamente, y auque lo compraras la semana pasada. Y aquí no vale intentar resintonizar.
¡No me digáis ahora que no pensáis cambiarlo! ¡Pues mira que no la estamos liando! ¡Con el empeño manifiesto que muestran incluso los que debían ser neutrales, en el bien de la sociedad …!

Astra creo que exige mucho, se olvida más y, posiblemente, dé menos.

Suerte. La necesitaremos..


Mikel Trujillo y Trujillo no es director ni responsable de nada.
Realmente, dadas sus actuaciones, es un completo irresponsable. Así le va, sentencian tres de los dos que le conocen, aunque realmente solo se acuerda uno.
Es un penitente sufridor cansado de escuchar opiniones interesadas en predicaciones varias, orientadas a dejar sin tele, a los mismos que ya le jodieron la botica.



@mikeltrujillo

1 comentario:

  1. Los usuarios/clientes nos estamos hartando, pero mucho, de tener que apoquinar cada vez más con menos intervalo por cambios de tecnología:
    - La TDT
    - La HD
    - La HD pero ahora Full, de la buena de verdad
    - El 2G
    - El 2.5G
    - El 3G
    - El LTE
    - El DVB-T2
    - ...
    Antes de cambiaba de tele cada 20 años, después cada mundial de fútbol. Ahora supongo que querrán que la cambiemos cada temporada. Con los móviles desde luego lo han conseguido ya.

    Solo hay un pequeño problema: ¿quiénes y con qué dineros piensan esos gurus del marketing que vamos a consumir todo eso? ¿Los más de 4.5 millones de parados (y los que están en camino)?

    En cuanto al de Astra-SES, pues mirando por su negocio, como todos...y si cuela cuela.

    Yo por mi parte creo que me dedicaré a plantar patatas y tomates, al menos mientras no me pidan copyright.

    ResponderEliminar