Páginas vistas en total

domingo, 29 de julio de 2012

6.- LA PRIMA DEL DIVIDENDO, EL RIESGO DE LA ANTENA Y EL PADRE PREDICADOR. ASI NOS VA LA CONFIANZA. (Dividendo Digital Capitulo VI)




No estaba previsto que me diera un nuevo arrebato, pero como viene un verano tan tranquilito y perfecto para seguir perdiendo el tiempo … queramos o no, estamos sujetos al caprichoso discurrir de las cosas que tienen que pasar.

Y esta vez no ha sido un simple arrebato, ¡casi me dio un infarto! (tranquilo Sahún, no te preocupes, ya estoy bien)

¡Y es que ya no te puedes fiar de nadie!
Lo que me faltaba, el Calandraka del Peregrino Radioeléctrico resulta que sufrió un pánico de vértigo. Y es que el reconocimiento general al que fue sometido (merecidamente por lo que había conseguido), acabó presionándolo más de lo que podía soportar, y terminó reconociendo lo mismo que todos, es decir, donde se había dicho que “Dejo un banco saneado y con alta liquidez”, no era más que un falso y oscuro túnel que se tragó la sensatez.

Y es que a mi no es que me importe que sea un mentiroso oportunista, que quiso disfrutar de su momento fugaz de gloria (quería dejar de ser un pobre desgraciado, aunque fuera por unos días, me dijo el piernas largas), apuntándose la consumación de un hecho, que ya a todos nos parecía complicado que hubiera sido capaz de llevar acabo, de ahí nuestra razonable admiración. Lo que realmente me preocupa y me atormenta, es que me ha hecho jurar en vano (ver arrebato nº 5). Y mikeltrujillo será un completo irresponsable, pero no un mentiroso. Y es que, cuando confías ciegamente en alguien como yo lo he hecho,  podía contarme lo que quisiera, que yo por verdad lo habría dado.

Y es que amigos míos, una vez mas la pesada Señorita Jloria, lo clavó, con cincuenta años de antelación:

“Niños, tener muy presente que a lo largo de vuestra complicada y triste vida, os encontrareis con toda suerte de personajes (ahora me doy cuenta que, sin duda,  se refería a crápulas afilaaguijones, Bibliotecarios  despistados, Kalumbgas vividores, padres predicadores, Calandrakas …), todos ellos con una característica común: “no darán una  puntada sin hilo”. Vuestro éxito dependerá de la argucia que tengáis, para daros cuenta a tiempo  de su presencia. Agarrar vuestro  carrete con toda fuerza, y aunque os pinchen  con la aguja, al menos que no os jodan el ovillo. Si perdéis el hilo, deambulareis descarriados el resto de vuestra tristes vidas”.

Ahora me doy cuenta de la cantidad de artistas que perdieron el hilo en su niñez, y como mucho disimulan con uno de plástico, aunque ya no es lo mismo.

Pero es que,  cuando le pedí explicaciones a este Calandraka, me soltó: ¡parece mentira que creyeras lo que te he contando! Y tan ancho se quedó.

Parece que, ante las constantes dificultades con tanto cambio, pidió ayuda a manolo, pero claro, este estaba demasiado ocupado en sus tareas diarias. Solo le quedaba un hueco entre la misa de las siete y el filtrado de cepillo de las nueve, pero no le combinaba bien.
Como Felipe solo trabajaba de noche y tiene los mismos genes que manolo (según cuentan los vecinos de San Xoan de Ortoño), aprende rápido, y a base de practicar, la técnica llego a controlar.
De esta forma, el Calandraka este, se asesoraba con Felipe, con el que, gracias a la necesidad de tanto cambio, mantenía una amistad muy fluida.


Felipe usaba el piso de manolo para disfrutar de la conexión satelital,  ya que su edificio de Ames era imposible usar este tipo de artilugios (igual que el 80% de la población de este país que, además de que no se puede, es imposible y sería tontería).

Manoliño do Rego (el electricista) había conseguido colar una parábola en el patio de luces de la comunidad, y debido a ello, mantenía una mala convivencia en el inmueble (y fuera también). La había colocado al lado de la Jaula del Canario que la Policía no dio de comer en tres días, por que estaba oculto tras ella, y parece que el pobre ya no daba ni pío, cuando finalmente Remedios (tras tres merecidos días de descanso en el trullo)  lo rescató.
¡Gracias a Dios que la parábola le daba sombra!  Sentenció el apenado policía cuando ya casi era un fiambre el cantor.

Felipe, se había aficionado al disfrute de los canales en Astra, y su preferencia y obsesión está concentrada en el   gran número de canales dedicados a la predicación variada. 

Vivía con la ilusión de llegar a dominar esta sabiduría, y rentabilizarla de la misma forma matemática, que lo hizo su hermano, el electricista (de hecho Felipe sigue pensando que el éxito de manolo tiene su fundamento en la abundancia de predicaciones que recibió), y tiene metido, entre cuerno y cuerno, cubrir algún día la plaza vacante que ahora quedó.

Habitualmente Felipe (enfila nuevamente el Calandraka), como experto en la materia, siempre planteaba la busca y captura de Telemadrid, con la misma estrategia. Había aprendido de memoria, y con precisión milimétrica, los pasos que manolo le enseñó. Cogía el mando con las dos manos, ya que le daba más seguridad y, tras acceder al menú principal del receptor, se introducía de lleno en  la elección de configuración de antena, iba directo a la “búsqueda manual”. Como dominaba a la perfección usos de frecuencias y términos varios (de dominio público, y uso cotidiano en la población española) tales como puerto del conmutador DiSeqC, FEC, polarización, velocidad de símbolo, tipo de modulación, incorporar los canales a la lista de favoritos …  normalmente era capaz de llegar a buen puerto. Pero con tanto cambio en Telemadrid, un día Felipe, quizás un poco cansado de tanto amasar, y con excesivo dolor en la mano izquierda, agarró el mando solo con la derecha. Se aturulló con el menú del receptor y los dígitos de la nueva frecuencia que debería incorporar. No hubo manera chico, y finalmente recurrió a la “búsqueda automática” que casualmente encontró.
Se apresuró a dar “OK” a todo tipo de preguntas e interrogantes y , tras una larga espera de interminables diecisiete minutos …

¡Madre mía del amor hermoso!
¡Más de 1.400 programas!
¿Y donde anda Telemadrid? ¿Y mis predicadores?
¡Manda Carallo! ¡Y ahora manolo en Teixeiro!


¡Esto es como una empanada de más de 1.400 Zamburiñas, casi todas con concha, (codificados)!, escupió Felipe a duras penas, pues el aire ya le empezaba a ser escaso, y sus ansias de amasar se disparaban.

Codificados, y con siete sistemas diferentes, la mayoría de ellos porno, auque vista la temática, con decodificar uno, lección aprendida. Y si no que se lo pregunten al vicioso Kalumbga.

Pero hay más. Además en este mismo perfil—contenido erótico—figuran, en abierto:

-  «Contactos». ¡Su cifra es superior a 50 programas!
-Predicadores: Aproximadamente en torno a una docena.
-Televenta: Se contabiliza en torno a una quincena de canales.
- Codificados, la mayoría
-Tarot
- …

 ¡Aquí si que hay oferta de canales basura y contactos varios, por el bien de la sociedad (Luxemburguesa), ¡y no en la mengurria de la TDT! 


Astra gana, y con contundencia, en todo lo que critica:
-          Reiterados apagones.
-          Demasiado frecuentes cambios de frecuencias.
-          Manejo y uso más complejo, imposible para la mayor parte de la población.
-          Rezuma telebasura.
-          Inter qué?
-          Más rigidez en el sitio de disfrute.
-          Mas caos planificador.
-          Más rotación de artilugios.
-          Más dificultad (imposibilidad) de uso.
-          Instalaciones mucho más complicadas y críticas.
-          Instalaciones más caras.
-          Mantenimientos más caros.
-          Aumenta el déficit.
-          Mas cambios tecnológicos.
-     ...

Y si Astra tiene de todo, y en abundancia, ¿Qué le falta? Sentidiño Luis, Sentidiño.

Y es que, amigos míos, esto de Astra, como complemento para el que quiera ampliar dudas, puede tener un pase y no vamos a fastidiarle el negocio a Luis, pero como alternativa para que la abuela Aurora vea televisión española, casi que no. Y las cosas aunque podamos presentarlas como obvias y catastróficas aprovechándonos de que el personal está cansado, despistado y mosqueado, no es un correcto proceder de alguien con un ápice de profesionalidad. Al menos eso es lo que solemos respetar en el mundo de la construcción, sobretodo en la especialidad de encofrador.  Y ya no digamos nada de las tonterías que relacionan a la TDT con la imposibilidad de HD, 3D, etc., que posiblemente tengan suficiente enjundia como para dar otro arrebato.


¡Y  es que no se salva uno, oye!
¿En quien confiamos?
¡Hay, cuanto echo de menos a la Señorita Jloria!



No se vosotros (se admiten propuestas), pero yo solo veo una solución para toda esta fauna de afilaaguijones, predicadores, Calandrakas, electricistas …  Los metería a todos juntos en una habitación a la que, si os parece bien, también podemos invitar a algún banquero chorizo, aunque tengamos que cambiar la habitación por un pabellón. Y si me apuras también incluiría a algún político corrupto, y ya cerramos “Las ventas”.






Solo pongo una única condición. El vicioso de Kalumbga debe guardar celibato los tres días previos al encierro para que, cargado de intenciones, contundencia y buenas razones (largo que llegue y ancho que ataque) les deje claro a cada uno lo suyo. Estos, os garantizo yo, que salen en fila ordenadamente, con las ideas claras y la mente relajada, siguiendo el hilo el resto de sus tristes vidas.


@mikeltrujillo

5 comentarios:

  1. Ya nos dirás si al final se celebró el encierro.

    ResponderEliminar
  2. Mete toros bien bravos, cierra los cerrojos y tira la llave bien lejos. ünicamente salva a Kalumbga, que el pobre no sabe donde se metió.

    ResponderEliminar
  3. Por favor, ¡dinos como fue el encierro!
    ¿Ya siguen el hilo?

    ResponderEliminar
  4. yo quiero apunyarme al encierro

    ResponderEliminar
  5. Donde está ese Kalumbga?

    ResponderEliminar